Salas

Puesto que Castell Miquel se encuentra en una zona inclinada, desde todas las salas de la bodega puede disfrutar de unas vistas espectaculares de la Sierra de Tramontana. Las verdes laderas, la rocosa sierra y el brillante cielo azul cautivan la vista y permanecen en la memoria durante mucho tiempo.

En Castell Miquel nos encargamos de su bienestar de la mejor forma posible, y es que en la bodega le esperan selectos vinos mallorquines y un catering regional de primera clase. Las salas cuentan con aire acondicionado y calefacción así como con todo el equipo técnico necesario, sean cuales sean sus necesidades. ¡Un lugar flexible que se adapta a sus ideas!